Seguramente has escuchado hablar de la tecnología blockchain, que se utiliza para llevar a cabo transacciones digitales de forma segura, rápida y descentralizada, y que últimamente se nombra para hablar de los ya famosos NFT, o token no fungible, los activos digitales únicos, irrepetibles e indivisibles, ya que en conjunto han hecho posible la compra de obras digitales originales

Ahora, imagina una figura coleccionable que puedes personalizar y que, gracias a esta tecnología, también cuenta con un certificado digital que te permite validar que realmente es un producto coleccionable. Pues no lo tienes que imaginar, esto es Droyz, y nos lo cuenta Max Piedra, CEO de esta startup que forma parte del cuarto programa de AticcoLab.

Nosotros nos dedicamos a diseñar y crear figuras coleccionables personalizables con impacto en el metaverso y la web 3.0, con lo cual vamos a unificar lo que es el producto físico con el mundo digital.

Un coleccionable físico y digital

El producto de Droyz se divide en dos elementos, el primero es el producto físico que el cliente puede personalizar con un set de stickers que viene incluido, con lo que cada uno puede crear su propio Droyz y no habrá dos iguales, ni siquiera dentro de una misma colección. 

Y por otro lado está el producto digital, que consiste en una aplicación que por medio de realidad aumentada le permite al cliente tener su librería digital de Droyz, y haciendo uso de tecnología blockchain valida que su producto es realmente coleccionable.

A veces eso no se ve en otros productos, no sabes cuántas figuras de esa serie han salido, y con la tecnología blockchain vamos a tener claro el número de unidades que hay de ese producto y una trazabilidad del mismo.

El proceso de aprendizaje continuo con AticcoLab

Droyz está dentro del cuarto programa de aceleración de AticcoLab, el cual Max define como interesante, de aprendizaje continuo y que les está aportando profesionalidad y experiencia para el impulso de su proyecto.

Es un proceso interesante de aprendizaje continuo, además con un nivel de exigencia alto que nos ayuda a proyectarnos dónde queremos estar en dos meses, y trabajamos semana a semana para conseguir nuestros objetivos.

El equipo de Droyz tiene un perfil más enfocado a la parte técnica, así como al diseño y el producto, y con su board de mentores han buscado complementar su trabajo y sus conocimientos con un enfoque en finanzas, estrategia y el mundo digital o las nuevas tecnologías.

Uno de sus mentores es Alex Caudet, socio fundador de RaiseTheBar.Tech, y Max cuenta con gusto que desde el inicio del programa él se mostró interesado en el proyecto a pesar de no entenderlo muy bien, y conforme mejor lo entendía más le gustaba, hasta que de él mismo nació sumarse al board de mentores de Droyz.

Alguien que no conocía el proyecto, que no lo entendía en un primer momento, y que poco a poco hablando con él y explicándole se haya querido meter en el board con nosotros, es un honor.

No te pierdas la entrevista completa con Max aquí:


Y encuéntrala en nuestro canal de YouTube.